Archive for the ‘Kolo Touré’ Category

Duelo generacional

marzo 3, 2008

Imagen del partido de ida de los octavos de la final de la Liga de Campeones entre el Arsenal FC y el AC Milan.

Aproximadamente a las 22.40 de la noche del martes 4 de marzo conoceremos el nombre de los primeros cuatro equipos que se despiden de la presente edición de la Liga de Campeones en los octavos de final. El FC Barcelona tiene pie y medio en cuartos de final ya que recibe al Celtic desde la cómoda posición que le da el 2-3 logrado en Glasgow; el Manchester United también cosechó un buen resultado en tierras francesas (1-1) pero deberá evitar que el Olympique de Lyon dé la sorpresa en Old Tratford; mientras que el Sevilla tiene que remontar el 3-2 adverso cosechado en el feudo del Fenerbahçe. Tres eliminatorias que parecen que tienen un favorito claro, otra cosa es que se cumplan los pronósticos, y otra que está abierta: Milan-Arsenal. Los gunners no pudieron en Londres con el actual Campeón de Europa y ahora no pueden perder en San Siro para seguir en la lucha por la corona continental que se le escapó en el 2006. El Guiseppe Meazza lombardo será el escenario donde se represente el segundo y último acto de este duelo generacional que enfrenta a un AC Milan veterano y experimentado en esta suertes europeas ante el bisoño proyecto del Arsenal de Arsène Wenger.

DIFERENCIA JERÁRGICA. El AC Milan de Carlo Ancelotti nunca ha sido un equipo que haya brillado en la liga italiana. Ni mucho menos. De hecho ésta es su séptima campaña en el banquillo rossonero y tan sólo ha ganado un Scudetto (2003-04). Pero, por el contrario, su competición ha sido la Liga de Campeones. El AC Milan, al igual que otros grandes de Europa como Real Madrid, Liverpool o Bayern de Múnich, sufre una fascinación con la máxima competición continental de clubes. Siete Copas de Europa, dos de ellas con Carlo Ancelotti en el banquillo (2002-03 y 2006-07), son el bagaje histórico del club lombardo. Pero a estos siete entorchados hay que sumarle cuatro finales perdidas (1958, 1993, 1995 y 2005). Ancelotti tan sólo ha probado una vez el sinsabor de la derrota en la final de finales. Fue hace casi tres años en Estambul, pero en el curso pasado se tomó venganza deportiva ante el mismo rival –Liverpool- y en el mismo marco –final de la Liga de Campeones-.

Desde que el de Reggiolo se hiciese cargo del equipo milanista los números son bastante elocuentes. En sus cinco participaciones en Liga de Campeones ha alcanzado las semifinales en todas a excepción de en la temporada 2003-04 en la que cayó en cuartos de final ante el Deportivo de la Coruña. Tres finales, con dos títulos, y una semifinal, en la que cayó con polémica en el partido de vuelta ante el a la postre campeón: el Barça. No es difícil de entender. Un plantel veterano que muestra su competitividad y experiencia en los torneos que requieren esfuerzos a corto plazo. Y más si es la última posibilidad de salvar la temporada, como ocurrió en el curso pasado y como está ocurriendo en el presente. La última jornada de la Seria A no fue propicia para el Milan. Un empate a 1-1 en casa ante el Lazio combinado con el triunfo de la Fiorentina ante la Juventus han hecho que el cuadro viola coja cuatro puntos de ventaja sobre los rossoneri en la lucha por el cuarto puesto. Distancia recuperable para los de Ancelotti pero el mensaje del técnico ante el Lazio fue claro. Descanso para su guardia pretoriana. A excepción de Seedorf, que además se lesionó en el transcurso del partido, Gattuso y Pato, el resto eran suplentes habituales. El 0-0 siempre es un resultado peligroso para el encuentro de vuelta en casa y Ancelotti lo sabe, como todo buen conocedor de las competiciones europeas de clubes, por ello quiso dar descanso a sus pilares. 

La diferencia jerárquica en Europa entre AC Milan y Arsenal FC es notable. Mientras lo rossoneri han ganado todas las competiciones internacionales de clubes, los gunners tan sólo pueden sacar pecho con la Recopa de 1994 y, siendo benévolos, con la Copa de Ferias de 1970. Su historial europeo es muy pobre. Y además de pobre de mal recuerdo para los aficionados del Arsenal que han visto como su equipo en poco más de una década ha perdido tres finales: la Recopa de 1995, la Copa de la Uefa de 2000 y la Liga de Campeones de 2006. Europa es la asignatura pendiente tanto del Arsenal como del propio Arsène Wenger. Asignatura pendiente más acusable si hablamos de Copa de Europa o Liga de Campeones. La entidad londinense disputó en dos ocasiones la vieja Copa de Europa. Pudo hacerlo una tercera pero su título liguero de 1989 coincidió con la vigencia de la sanción a los equipos ingleses. En su primera incursión fue apeado en cuartos de final por un Ajax de Ámsterdam que iba lanzado hacia su segundo título consecutivo. En la segunda, primera en la que hubo una fase de grupos después de dos rondas previas aunque a la competición no se la conocía como Liga de Campeones, fue en la temporada 1991-92. En segunda ronda fue eliminado por el Benfica.

Ya con Arsène Wenger en el banquillo y dentro del marco de la Liga de Campeones el Arsenal tampoco ha brillado. No ha sido un habitual de las últimas rondas. Excepto en el 2006, año en el que perdió la final ante el FC Barcelona, las decepciones europeas han sido tónica habitual en Highbury. Tan sólo en dos ocasiones ha alcanzado los cuartos de final. En 2001 perdió ante el Valencia y en 2004 ante el Chelsea. Además en cuatro de nueve participaciones no consiguió pasar de la fase de grupos.

NUEVOS AIRES. Esta falta de brillo en los torneos continentales y, sobre todo, las derrotas en las finales europeas han creado una cierta aura de perdedor o eterno aspirante alrededor del Arsenal. Prácticamente es el único de los grandes de Inglaterra que no ha vivido sus días de vino y rosas en Europa. Liverpool, Manchester United, Aston Villa,Tottenham Hotspur, Everton e incluso equipos más modestos como el Nottingham Forest o el propio Chelsea han sumado títulos continentales y, sobre todo, han protagonizado grandes gestas europeas. El Arsenal se aferra con vigor a esa Recopa ganada al Parma gracias a un solitario gol de Alan Smith.

Esa fama de eterno aspirante que tienen los gunners también ha sido ganada a pulso a nivel doméstico. Es difícil encontrar un equipo con tantos segundos puestos. Ocho en Liga -cinco de ellos en la etapa Wenger– siete en FA Cup y Charity Shield, cuatro en Copa de la Liga, dos en Recopa, uno en Liga de Campeones y otro en la Supercopa de Europa. Esta Supercopa de Europa de la temporada 1994-95 es el único enfrentamiento a ida y vuelta que han tenido Arsenal y AC Milan. En aquella ocasión, como en ésta, los italianos contaban con el factor campo a su favor, por entonces por ser el vigente Campeón de Europa. Al igual que hace dos semanas, los rossoneri arrancaron un 0-0 en la ida. En la vuelta ganaron por 2-0.

Si la diferencia en términos de jerarquía europea es notable a favor de los rossoneros. Si dejamos la historia a un lado y nos centramos en el presente de las plantillas, otra diferencia salta a la vista. La edad media de ambos equipos. El AC Milan presenta una media de edad de 30 años mientras que el Arsenal tiene una de 24. Mirando los onces iniciales de la ida, el Arsenal tan sólo alineó a dos mayores de 30 años -Lehmann y Gallas- mientras que el Milan a siete. Tras la final derrota ante el FC Barcelona, el Arsenal apostó por la reconstrucción total. Ya venía anunciándolo pero tras la final de París fue una realidad. Cole, Pirés, Ljumberg, Henry, Cambell y Bergkamp habían cumplido su ciclo. Los Hbleb, Fábregas, Eboué, Senderos y Van Persie pedían su hueco. Antecediendo a otros habituales de Wenger en este curso como Adebayor, Bacary, Bendtner, Walcott, Diaby o Song. Por su parte, los de Milanello a penas han renovado el bloque ni tampoco han apostado por rejuvenecerlo durante toda la etapa de Ancelotti. Salvo la llegada de Kaká, Gilardino y la más reciente de Pato, el resto de fichajes han sido de jugadores consolidados y veteranos. Nesta, Seedorf, Favalli, Cafú, Emerson, Inzaghi y Ronaldo son buen reflejo de esta política de fichajes. La jerarquía y la veteranía del AC Milan de Carlo Ancelotti convierte al cuadro rossonero en uno de los rivales a evitar en Liga de Campeones.

PRECEDENTES. Como ya hemos dicho, el único enfrentamiento en competiciones europeas entre Arsenal y AC Milan es el de la Supercopa de 1994. Boban y Massaro hicieron los goles que dieron el título al Milan en el partido de vuelta disputado en San Siro el 8 de febrero de 1995. En lo que se refiere a enfrentamientos del Arsenal con equipos italianos y del Milan con ingleses, los londinenses presentan mejores números. Las cinco veces que se ha medido a escuadras transalpinas en eliminatorias a ida y vuelta ha pasado. Su balance en Europa ante los italianos es de diez victorias, ocho empates y cinco derrotas. Nunca ha ido a Italia con un 0-0 en la ida, excepto en el enfrentamiento con el Milan en la Supercopa de Europa. La única vez que llevó un empate (1-1) fue ante la Juventus, a quién derrotó en Turín por 0-1 en la Recopa de 1980. La única visita del Arsenal de Wenger al Guiseppe Meazza en Liga de Campeones se saldó con un rotundo 1-5 que sirvió para clasificar a los gunners a octavos de final a costa del Inter.

La estadística del AC Milan ante conjuntos ingleses es favorable a los italianos en lo que se refiere a eliminatorias a ida y vuelta. Ha pasado en seis ocasiones y ha caído en tres. A lo que hay que sumar una Recopa ganada en 1973 al Leeds United. Nueve victorias, ocho empates y nueve derrotas. Tan sólo una vez regresó de las islas con un 0-0. Fue en la primera ronda de la Copa de la Uefa de la temporada 1974-75 y su rival, el Everton. El cuadro rossonero se impuso en la vuelta por 1-0 y se clasificó para la siguiente ronda.

Teorías jerárquicas y cuentas de la vieja a parte, esta noche –20.45 horas/Canal + Deportes- sobre el césped de San Siro se planteará todo un duelo generacional. La vieja guardia de Europa, encarnada por el AC Milan y en su eterno capitán Paolo Maldini, mide fuerzas con el nuevo y joven Arsenal. ¿Jóvenes y sobradamente preparados? La respuesta, esta noche.

Datos del artículo: 
Autor: Carlos A.S.
Fecha de publicación: 03 de marzo de 2008. 
Fuentes: Uefa, RSSSF, Goal.com, BBC, Soccer Base, Pasión Rossonera, AC Milan y Arsenal.
Fotografía: Uefa
 
Hilo musical: The Black Crowes: Warpaint [Silver Arrow, 2008] y The Southern Harmony and Musical Companion [Def American, 1992]; The Faces: Long Player [Warner Bross, 1971].

Anuncios

Intuición y creatividad en la cantera global

febrero 23, 2008

En la última semana, diarios, portales de internet y radios se han hecho eco de la adquisición de Ignasi Miquel Pons por parte del Arsenal. España ha vuelto a ser aguas propicias para la pesca de los gunners. Ignasi Miquel sigue los pasos de Lauren, Reyes, Almunia, Cèsc o Fran Mérida. Desde que Arsène Wenger aterrizó en Highbury, el Arsenal ha destacado por su capacidad de fichar a jóvenes talentos gracias a su gran trabajo de búsqueda de nuevos valores por la aldea global en la que se ha convertido el mercado futbolístico actual. La incorporación de promesas para su formación en las categorías inferiores de los gunners han permitido que el Arsenal vuelva a competir por la Premiere League y que asombre a Europa con el desparpajo y talento de esta generación de jugadores. La necesidad de ser competitivos, las limitaciones presupuestarias y la legislación inglesa han sido los factores que han impulsado la política de la cantera global en el seno del Arsenal. Y malos frutos no le está dando.

Escudo del Arsenal.

EL ÚLTIMO EN LLEGAR. Con 15 años de edad y una estatura de 1,93 metros no es difícil destacar dentro del mundo del fútbol. Ignasi Miquel se ha convertido en la nueva perla española que decide partir hacia Londres para enrolarse en la aventura del Arsenal de Arsène Wenger. El francés de nuevo ha hecho caso a los informes del gallego Francis Cagigao, brazo derecho de Wenger en lo que se refiere al reclutamiento de jóvenes talentos europeos y, sobre todo, españoles. Ignasi, que tras cuatro años en la cantera del Barça fue cortado por “deficiencias técnicas”, llamó la atención de los scouts con su trabajo en el centro de la zaga española que ganó el Torneo Internacional de Santalem para combinados sub-16 que se disputó en esta localidad portuguesa a comienzos de este mes de febrero. Su paso por el torneo luso sirvió para despertar el interés de Manchester United, Arsenal o Celtic, amén el del propio FC Barcelona.

Ignasi Miquel Pons, durante un partido con el Cornellá.Una visita a Londres de la mano de Francis Cagigao, en la que además de tener una primera toma de contacto con las instalaciones de los gunners también conoció a Cèsc y Almunia, le sirvieron para decantarse por la oferta del Arsenal. Ahora, tan sólo cuenta con 15 años, por lo que sus padres han tenido que firmar su contrato y mudar su residencia a la capital inglesa. Ignasi Miquel es el último jugador español en marchar al Arsenal gracias a la triquiñuela legal del cambio de residencia. Cèsc, Fran Mérida y ahora Ignasi Miquel. Es el sexto jugador español en marchar a la entidad de Highbury. Todos ellos fichados por mandato de Francis Cagigao. Al principio de comenzar su trabajo para el Arsenal aconsejó a Wenger fichar a un lateral derecho llamado Lauren (10 millones de euros), posteriormente llegaría el multimillonario traspaso del sevillista Reyes (28 m.), luego llegó el fichaje de Almunia y en los últimos años han llegado contrataciones más baratas, coste 0 prácticamente, gracias al cambio de residencia.  

La apuesta por peinar ligas nacionales, torneos internacionales y competiciones de selecciones permiten al Arsenal hacerse con promesas con las que trabajar en los campos de entrenamiento. La actual plantilla gunner es buen reflejo de esta política implantada desde que llegó Wenger. Pero el Arsenal nunca ha sido un conjunto de cantera. Su búsqueda de perlas es obligatoria. Así lo exige la  necesidad de poder competir con equipos más poderosos económicamente y la propia legislación inglesa. El Arsenal es sabedor que no puede competir con el cheque de fondos ilimitados de Abramovich o con esa máquina de hacer dinero que es el Manchester United. Por ello, Wenger siempre apostó por los jóvenes. Lo hizo desde que llegó al Arsenal. Con la contratación de un joven delantero del PSG llamado Nicolás Anelka que tras rendir a buen nivel en el Asrenal, ganar una Premiere con los gunners, fue traspasado al Real Madrid por 6.000 millones de las antiguas pesetas. La cantera global también da réditos en el campo y en la tesorería. 

Francis Cagigao, en una imagen que acompañó a su entrevista publicada por el diario El Pa�s.Si el factor económico es un obstáculo importante, no menos lo es la legislación inglesa. Para recibir el permiso de trabajo un jugador debe haber disputado el 70% de los partidos internacionales de su selección en los últimos 18 meses. Esto limita su mercado al europeo ya que, como admitió el propio Francis Cagigao en una entrevista al diario El País, “Estamos muy limitados porque no podemos fichar a un Baptista del Sevilla o a un Adriano del Inter, y con 18 años, porque no son europeos”.  

LA RED. La red que el Arsenal ha tejido  por todo el mundo es fiel reflejo de los tiempos modernos en los que vivimos. Si la globalización es un hecho, ¿por qué no sacar partido de ella? Así, Wenger cuenta con Francis Cagigao como brazo derecho de operaciones tanto para España como para Europa. Gracias al gallego a Londres no sólo han llegado los españoles, también lo ha hecho el holandés Robin Van Persie. El único territorio europeo sobre el que Cagigao no tiene toda la responsabilidad es Francia. Es terreno abonado por y para Wenger. Nadie lo conoce como él. Desde tierras galas han llegado los actuales componentes de la primera plantilla: Diaby [defensa de 21 añosformado en la factoría de Clairefontaine que ha llegó a Londres tras jugar una temporada en el Auxerre]; Bacary [defensa de 25 años fichado esta temporada del Auxerre]; Flamini [contratado del Olimpique de Marsella con 20 años]; Song [centrocampista camerunés fichado por el Arsenal con 17 años tras su actuación con el Bastia en la Copa Francesa Sub-18]; Clichy [firmado con 17 años del Cannes] y  Traore [con 16 años se marchó del Mónaco]. A estos casos hay que añadirles el de Emmanuel Adebayor. El delantero que está sorprendiendo internacionalmente gracias a su gran campaña con el Arsenal llegó a Highbury procedente del Mónaco cuando iba a cumplir 21 años. Ha sido ‘Jugador Africano del Año 2006’ gracias a los 11 goles que hizo con Togo en los partidos de clasificación para el Mundial de Alemania. Tras la marcha de Henry, el africano se ha ganado la titularidad y está deslumbrado con su fútbol. Otro acierto de Wenger con delanteros africanos. Si en los 90 fue el descubridor de Weah, al que contrató para el Mónaco y dirigió durante cuatro campañas en las que logró 47 goles y una Copa de Francia, ahora, en la primera década del siglo XXI, ha descubierto a Adebayor. 

África es otro terreno abonado para el Arsenal. No sólo por la habitual relación entre África y Francia, además, Wenger y el Arsenal han abierto una escuela de fútbol en Costal de Marfil. Gracias a ella al primer equipo se han incorporado Kolo Touré y Emmanuel Eboué, que tras pasar varias temporadas en el Beveren belga [club que tiene un acuerdo de colaboración con el Arsenal] se ganó la internacionalidad con su selección y, gracias a ella, la posibilidad de obtener el permiso de trabajo en Inglaterra para poder jugar con el Arsenal.

Pero, como bien decía Francis Cagigao en El País, el Arsenal debe centrarse en jugadores europeos. Dentro de este apartado, además de los españoles y franceses el Arsenal también ha sabido pescar por Europa. El europeo que más destaca, además de Cèsc, es Tomas Rosicky. Promesa checa que se consolidó en el Borussia Dortmund antes de dar el salto a la Premiere con 26 años. Otro de los que está sorprendiendo es el bieloruso Alexander Hbleb, que también procede de la Bundesliga, en concreto del Sttutgart. Pero estos dos llegaron cuando su formación estaba prácticamente completada. No responden al estilo Arsenal. Philippe Senderos y Robie Van Persie sí que se adaptan mejor a esta política de cantera. Senderos fue fichado del Servette a los 18 años de edad mientras que Van Persie llegó del Feyenoord con 21.

El delantero danés del Arsenal Nicklas Bendtner.El nuevo europeo en apuntar maneras desde la cantera es el delantero danés Nicklas Bendtner. El danés estuvo cedido el año pasado en el Birmingham de First Division. Fue pieza fundamental en el esquema de Steve Bruce. Hizo 11 goles, ascendió a la Premiere y logró el campeonato de First Division. Debutó con la selección absoluta en el verano de 2006, ha disputado 14 encuentros internacionales, anotando cinco tantos. Alto, fuerte, poderoso, con gran habilidad para aprovechar su cuerpo y facilidad en la definición son las características de uno de los delanteros llamados a ser importantes en los próximos años. Además su velocidad también le han hecho jugar algunos minutos como extremo izquierdo. El último europeo en recalar en el Arsenal ha sido el portero polaco Fabianski, que estuvo presente en el Mundial de Alemania como tercer portero.  

A este extenso plantel gunner se suman otros tres canteranos de tierras poco fértiles para el Arsenal como son Sudamérica, en este caso Brasil, y la propia Inglaterra, muestra de que la apuesta de cantera de los londinenses se debe más al nuevo marco global del fútbol que a una tradición o filosofía. Las leyes inglesas han hecho que el Arsenal se centre sobre todo en Europa y Áfirca, descuidando Sudamérica aunque eso no quiere decir que los scouts londinenses no miren de reojo a esta parte del mundo. Fruto de ello ha sido la contratación de Denilson. Un joven centrocampista brasileño que se ha formado en el Sao Paulo, con quien ya ganó un Mundial de Clubes al Liverpool en el 2005. Ha sido capitán de las categorías inferiores de la canarinha desde categoría sub-15 hasta sub-19. En opinión de Wenger fue el joven que más evolucionó durante la temporada pasada, de hecho, disputó seis partidos, entre ellos la final de la Carling Cup ante el Chelsea.  

En lo que se refiere a jugadores ingleses, Theo Walcott es el gran estímulo de los gunners, equipo que prácticamente juega sin ningún inglés en su once inicial. Walcott tiene el sambenito de ser ‘the next big thing’ del fútbol ingles. Su inclusión en la lista de jugadores que integraron el plantel de los pross que compitió en el Mundial de Alemania ha hecho levantar mucho revuelo sobre su figura. De hecho, fue incluido en la lista sin haber debutado con el Arsenal y sólo por la expectación que generó su contratación del Southampton. Se ha convertido en el jugador más joven en debutar con la selección inglesa absoluta y el más joven en marcar un gol con la sub-21. Mark Randall es el otro gran proyecto inglés de la cantera gunner. Fue fichado el Milton Keynes. Un centrocampista de calidad y visión de juego que también puede marcar goles, como demuestra los cuatro que logró con el equipo de promesas en la segunda vuelta de su liga. Esta temporada tan sólo ha disputado un encuentro con el primer equipo en la Carling Cup.

LA TRAYECTORIA DEL CAMBIO. Arsène Wenger lleva una década sentado en el banquillo del Arsenal. Con él ha llegado el gran cambio de la entidad. Cogió un equipo que había invertido mucho dinero en la contratación de estrellas inglesas y continentales de la talla de David Platt o Dennis Bergkamp. Durante sus primeros años también se produjeron algunas grandes contrataciones, como la de Overmars, pero, sobre todo, ha destacado la capacidad del francés para encontrar jóvenes jugadores y para rescatar a otros. Anelka o Vieira responden al primera caso, Henry, al segundo. Esta política de apostar por los jóvenes, como ya se ha mencionado, responde a razones económicas y legislativas, pero no ha sido fácil de aplicar ni conseguir el éxito o, al menos, el reconocimiento que el equipo está teniendo durante esta temporada. Para moverse en esta cantera global, como bien dice Francis Cagigao, “nuestras armas son la intuición y la creatividad”.

Datos del artículo:

Autor: Carlos A.S.
Fecha: 23 de febrero de 2008.
Fuentes: El País, El Mundo, As, Marca, Notas de fútbol, Diarios de fútbol, Brit Corner, Joinfútbol, La Factoría 10, Univisión, Siempre Cantera y Arsenal.
Fotografías: Extraídas de la web de El País.
Vídeos: Youtube
Hilo musical: Mastodon: Blood Mountain [Warner, 2006]; Machine Head: The Blackening [Roadrunner, 2007]; Integrity: Systems Overload [Caroline, 1995]; Baroness: The Red Album [Relapse, 2007].